Los riesgos y recompensas de usar una VPN casera

Actualizado por última vez por Gray Williams en Abril 01, 2019

Mejora tu seguridad, protección y privacidad online usando una VPN.

Nunca ha sido tan importante proteger tu información personal como lo es hoy en día. El número de piratas y criminales informáticos se ha multiplicado por diez, lo cual hace que contar con seguridad extra en todos nuestros dispositivos sea indispensable. Una de las maneras más fáciles y seguras de protegerte online es emplear una VPN.

Si te estás planteando ir por la vía de las VPN hechas en casa, una de las cosas que debes tener en cuenta es tu ancho de banda de carga. Para averiguar cuál es tu ancho de banda de carga, busca en Google “test upload bandwidth“, selecciona tu página preferida y sigue las instrucciones. Esta información es esencial y te ayudará a decidir qué VPN elegir.

Homemade VPN route Si tu ancho de banda es bajo, será mejor que te decantes por una VPN de pago. Recuerda que es más frecuente que tu ISP te proporcione un menor ancho de banda de carga que de descarga. Si cuentas con suficiente ancho de banda de carga, tienes la opción de montar tu propio servidor de VPN.

Ventajas de montar tu propio servidor de VPN casero

Tu conexión doméstica de VPN te proporciona una vía segura y privada, lo que te resultará especialmente útil si haces uso de WiFis públicas. Además, si planeas viajar al extranjero, seguirás teniendo acceso a tus páginas favoritas con restricciones geográficas, como Netflix.

Por otro lado, también podrás permitir a otras personas conectarse a tu red doméstica con acceso a través del servidor de VPN. Así, mantendrás protegida la información y el contenido de navegación de tu familia y amigos. Además, si eres fan de los videojuegos, contarás también con opciones para jugar juegos de ordenador basados en LAN con tu conexión a Internet.

Haciendo uso de un servidor casero de VPN, tendrás acceso a todo lo que tengas en tu red doméstica desde cualquier parte del mundo.

Desventajas de montar tu propio servidor de VPN casero

Además de que hasta cierto punto te hará falta ser un entendido de la tecnología, también tendrás que enfrentarte al hecho de que tu proveedor de Internet te pueda ofrecer velocidades lentas de carga. Si esto te supone un problema, montar tu propio servidor de VPN te resultará difícil y seguramente no te valga la pena.

Otra cosa a tener en cuenta es que puede que no tengas todas las libertades para sortear restricciones geográficas que te otorgaría una subscripción a una VPN de pago. Esto se debería a que tu servidor de VPN doméstico se conecta a la red local.

También hay que tener en cuenta el factor mantenimiento. En el caso de un servidor VPN de pago, no te hace falta preocuparte por esto, ya que harán por ti todo el trabajo sucio.

Tres formas de hacer tu propia VPN

1 Adquiere un router VPN

En lugar de montar tu VPN doméstica desde cero, podrías reemplazar tu viejo router por otro que cuente con capacidad para un VPN incorporada. Este tipo de router es fácil de encontrar, ya que las mayorías de routers modernos cuentan con soporte para servidor de VPN.

También resulta muy sencillo configurar la VPN a través de la interfaz web del router.

2 Choose a Router that’s Compatible with DD-WRT or other Third-Party Firmware

En el caso de los routers más antiguos, puede que te encuentres con un firmware que resulte poco apropiado para montar tu VPN doméstica. Si tienes intención de emplear tu router antiguo, necesitas instalar un firmware a medida. El firmware más frecuente que se suele usar suele ser DD-WRT o OpenWrt.

Si tu router acepta este firmware, solo tienes que flashear tu router para obtener así las funciones adicionales.

Por otro lado, si tu router no acepta ese firmware, te recomendamos que sustituyas ese router por uno nuevo.

3 Build Yourself a Dedicated VPN Server

También puedes montar en casa un aparato que contenga el software del servidor de VPN. Es importante que este dispositivo nunca se apague.

Online VPN

Tanto Apple como Windows cuentan con una configuración incorporada para este fin, pero no te recomendamos que las uses. El motivo por el que no apoyamos el uso de un dispositivo Apple ni Windows es que normalmente no cuentan con la suficiente potencia como para garantizar la seguridad del usuario. Además, suele costar mucho configurarlos para que funciones correctamente. Al final, el resultado probablemente no valga la pena.

Nosotros recomendamos OpenVPN, que es un servidor de VPN de terceros que es muy potente y cuenta con multitud de usuarios. También es compatible con MacOS, Windows, iOS, Android y Linux. Con tan solo redirigir los puertos correspondientes desde tu router, ya tendrás la instalación hecha.

Otras opciones para ti

Al pagarle a un proveedor de VPN para que aloje un servidor VPN por ti, no solo te ahorras tiempo sino también dinero. Te saldrá más rentable que contratar un proveedor normal de VPN porque únicamente le pagas para que sea tu host.

Si eliges esta opción, solo tienes que instalar la VPN haciendo clic sobre ella. Contarás también con una práctica aplicación para administrarla.

De lo contrario, puede que te topes con una VPN que te pida que la instales desde una línea de comando. Esto no es conveniente, ya que consume muchísimo tiempo y es muy agotador.

Asegurar tu Servidor de VPN Casero

Debes asegurarte de que tu router cuenta con una DNS dinámica configurada con lo que tendrás una dirección fácil para acceder a tu VPN.

VPN server secureTambién te interesa tener la máxima seguridad para que los individuos no autorizados no puedan acceder a tu red. Establecer una contraseña sólida y segura es lo primero. Utilizar un servidor OpenVPN con un archivo de clave fuerte protegerá la conexión y asegurará el proceso de autentificación.

Otro posible método puede ser utilizar un concentrador de VPN para así contar con una conexión segura entre nodos de VPN. Así, se autentifican los usuarios, se configuran los canales, se cifra y descifra la información, se asigna una dirección IP y se protege la trasmisión de datos.

En cualquier caso, no utilices un servidor de proxy gratuito: son vulnerables ante problemas de seguridad porque dejan una puerta trasera en tu red. Esto hace que seas más susceptible a sufrir robos de contraseñas, pirateo de tarjetas de crédito, participación en ataques DDoS, rastreo de actividad online, etc.

Tu seguridad online

Lo mejor que puedes hacer por tu seguridad online es invertir en un servicio de VPN. Puede que no quieras pagarlo, pero es la mejor manera de garantizar que tu información estará a salvo en la red.

Nuestra primera opción entre los proveedores de VPN es ExpressVPN. Cuentan con una amplísima selección de servidores entre los que elegir, además de ofrecerte velocidades de conexión rápidas que te permiten reproducir por streaming sin problemas.

ExpressVPN

ExpressVPN te brinda además un servicio de atención al cliente las 24 horas que resulta muy útil. No retiene tus datos y trabaja con complejos protocolos de cifrados.

Si esta es tu primera vez con una VPN, no te debería suponer ningún problema entender el servicio de ExpressVPN. Es fácil y funciona en cualquier dispositivo. Además, ofrece una garantía de reembolso de 30 días, con la que tienes la oportunidad de probarlo primero.

En conclusión

Instalar en tu red doméstica una VPN es la mejor manera de proteger tu seguridad y tu privacidad online. Una VPN te permitirá conectarte a la red desde cualquier parte del mundo sin tener que preocuparte por la mayor parte de las restricciones geográficas.

Lo que tienes que considerar es si te será más conveniente montar tu propia VPN casera o bien contratar un servicio de pago. Recuerda nuestros consejos a la hora de elegir la opción que más te convenga. Lo mires como lo mires, una VPN es una de las únicas opciones para proteger tu información y tus datos personales en la red.

ExpressVPN encrypted virtual tunnel

Prueba ExpressVPN Ahora – Sin ningún riesgo

Gray Williams
Gray Williams es un experimentado ingeniero en datos y comunicaciones, redactor y editor de contenido multiplataforma con un gran interés en la ciberseguridad. Ha estado trabajando e investigando VPNs y otras herramientas de privacidad online durante muchos años.