Proxy o VPN: ¿Qué Herramienta de Seguridad Online es Mejor Para Ti?

Actualizado por última vez por John Bennet en mayo 08, 2019

Por regla general, cualquier cosa que haga un proxy, una VPN la hará mejor. Sin embargo, esto no significa que la opción correcta sea SIEMPRE una VPN (aunque el 95% de los casos lo es), por ello es importante entender ambas herramientas de seguridad online, así como tus necesidades particulares, antes de decidirte.

Online security VPN or Proxy
Hay varios motivos para usar sea una VPN o un proxy:

  • Privacidad online
  • Seguridad online
  • Reproducción de series con georestricciones
  • Descarga de torrents
  • Camuflaje de dirección IP
  • Cambio de ubicación de la dirección IP
  • Acceso a contenido restringido en tu ubicación
  • Eludir la censura de internet en países como China y Rusia.

Ambas herramientas tienen la seguridad online como principal función y te permitirán conservar el anonimato al navegar por la red, pero ¿serán capaces de ofrecerte las funciones descritas más arriba?

Si ya conoces estos programas, clica aquí y comprueba por qué las VPNs son indiscutiblemente la mejor opción (y no, no lo decimos porque seamos una página de VPNs). 

Pero si no estás convencido todavía, lee nuestro artículo sobre VPNs y proxies, donde compararemos las ventajas y desventajas que proporcionan en cuanto a seguridad online, reproducción en streaming y más.

Protégete Ahora con NordVPN

¿Qué es una VPN?

Una VPN, o Red Virtual Privada, reconducirá tu actividad online desde los servidores de tu ISP hacia servidores remotos. Al conectarte al servidor remoto, obtendrás una nueva dirección IP de acuerdo con la localización del servidor, sin importar tu ubicación real.

Existen cientos de VPNs entre las que elegir, algunas gratuitas y otras de pago a las que te puedes subscribir. Una cosa que tienen todas en común es que tienes que descargarte el software para poder usarlas. Cuando estés conectado, el programa redirigirá todo tu tráfico, no solo el de aplicaciones concretas, a través de una via segura. Vale la pena mencionar que hay VPNs que ofrecen un servicio de “tunel dividido”, lo cual permite que parte del tráfico pase por la ISP y solo algunas aplicaciones pasen por los servidores de la VPN.

Sin embargo, esto no ocurre por defecto y depende de ti decidir si lo quieres activar y cuándo hacerlo. La información que parte de tu dispositivo está cifrada de forma que todos tus datos de navegación y tu información privada permanece protegida, figurando como que empleas una red privada y sin mostrar tu dirección IP ni tu ubicación.

El uso de una VPN te otorga enormes beneficios en lo relativo a la seguridad y reduce la posibilidad de que se rastree tu actividad online, se pirateen tus contraseñas u otra información confidencial o de que sufras otros ataques.

¿Una VPN Cubrirá Tus Necesidades?

Virtual Private Network (VPN)
Una buena VPN te permitirá navegar por internet de forma segura y anónima, desde cualquier conexión, sea pública o privada. También ofrecen medidas adicionales de seguridad y cifrado que protegerán tu información a la hora navegar usando una Wi-fi pública.

Incluso en el caso de que un pirata quisiera acceder a tus datos, el cifrado garantizará que los datos que recoja sea ilegibles. Si lo que buscas es seguridad y privacidad online, necesitarás una VPN con un buen sistema de cifrado, un amplio rango de protocolos de seguridad, como OpenVPN, y sistema SSTP

Normalmente, no recomendamos las VPNs gratuitas porque o bien tienen servicios limitados (pensados para que contrates su versión premium) o bien venden tu información a agencias de publicidad para obtener beneficios.

Otra ventaja de cifrar tu información es que tu ISP (proveedor de servicio de internet) no puede ver lo que haces online.

Esto es conveniente por varios motivos.

  1. Es frecuente que los ISP limiten las velocidades de los usuarios que visiten páginas muy pesadas.
  2. Garantiza tu anonimato online.
  3. Puedes reproducir torrents sin miedo a que la ISP trasmita tus datos al gobierno.

No todas las VPNs son iguales, algunas son mejores que otras, especializándose en factores diferentes. En cuanto tengas claro qué esperas de tu VPN te será más fácil encontrar la que más se adapte a ti. Las mejores VPNs generales cubrirán la mayoría de tus necesidades, si no todas. 

Por ejemplo, si quieres eludir el Gran Cortafuegos de China, te tendrás que asegurar de que la VPN que utilizas no haya sido detectada por el gobierno chino.

Lo mismo ocurre a la hora de acceder a Netflix, Hulu, BBC iPlayer o a cualquier otra plataforma que limite el contenido dependiendo de la ubicación. En general, te bastará con leer reseñas de VPNs para obtener esta información y así decidir qué VPN se adapta mejor a tus necesidades.

Si buscas una VPN que te permita hacer todo lo que enumeramos antes, te recomendamos contratar o bien ExpressVPN o bien NordVPN.

Esto no significa que con una VPN todo va a ser perfecto. Como con todo en la vida, existen desventajas.

Por ejemplo, el precio.

Si quieres una VPN fiable y segura que haga lo que necesitas, vas a tener que pagarla. La mayoría de las VPNs ofrecen un descuento en el precio si adquieres un paquete de subscripción de más de un mes. También puedes encontrar cupones de VPN a lo largo del año con los cuales disfrutarás de un ahorro importante.

¿Qué es un Proxy?

Un proxy es una herramienta de privacidad que puede ocultar tu dirección IP y hacer que parezca que te encuentras en otra ubicación. A diferencia del caso de la VPN, no hace falta descargarse ningún software y solo conectas una aplicación específica, no toda la red.

Al usar un proxy con tu navegador web, puedes configurarlo para que tu internet vaya en primera instancia a servidores independientes, escondiendo así tu dirección IP. Con esto, permaneces en el anonimato al navegar o reproducir por streaming en internet. Al camuflar tu ubicación, usar un proxy te permite acceder a páginas que estén restringidas en tu país. Sin embargo, este tipo de programa no cuenta con medidas de seguridad online como son los protocolos de cifrado, como OpenVPN.

La principal función de un proxy es esquivar los filtros, como las georestricciones, o las limitaciones de ciertas webs que pueden encontrarse en escuelas, bibliotecas o universidades. Por ejemplo, si una biblioteca tiene bloqueado el acceso a redes sociales, puedes emplear un proxy para acceder a la página que te interesa.

Hay muchos tipos diferentes de proxy: Los más frecuentes son:

  1. Proxy Anónimo
    Este es el proxy estándar que está disponible de forma gratuita en internet. No solo ocultará tu dirección IP, sino que también evitará las cookies y las campañas de remarketing. Sin embargo, no oculta el hecho de que la dirección IP está conectada a un proxy. Hay desventajas significativas con respecto a este tipo de proxy, como los riesgos de seguridad y velocidades lentas.
  2. Proxy de Alta Anonimidad
    Este servicio no solo ocultará tu dirección IP, sino también el hecho de que estás conectado a un proxy. La probabilidad de acceder a contenido georestringido es mayor si se emplea esta opción.
  3. Servidor SOCKS5
    Este servidor proxy está a un nivel superior que el Anónimo y el de Alta Anonimidad debido al modo en que maneja el tráfico online. Puede usarse al navegar por internet en China y para descargar torrents de forma anónima. A diferencia de otros proxies, no es gratuito.

¿Un Proxy Cubrirá Tus Necesidades?

Un proxy te proporciona protección básica en lo que respecta a tu privacidad. Debido a que toda tu información se envía primero a un servidor proxy y luego a la página deseada, puedes mantener oculta tu dirección IP y tu ubicación, ya que la página solo tiene acceso a la dirección del proxy. Esto te protege de la vigilancia externa, aunque no debes olvidarte de que el propietario del servidor proxy tiene acceso a tus datos y normalmente guarda registros.

Además, un proxy te permite limitar la cantidad de publicidad que recibes ya que tu dirección IP esta oculta. Si lo que te interesa es controlar la publicidad, necesitas asegurarte de escoger el proxy adecuado, ya que algunos colocan sus propios anuncios en las páginas que visitas, sustituyendo los que estén por lo suyos propios.

Proxy configuration
Un servidor proxy se configura en el propio navegador web que utilices y no te pide que descargues ningún software, lo cual lo convierte en una alternativa simple y fácil de instalar. Al no tener que bajarte nada, esta opción no ocupa espacio en el disco duro. Sin embargo, la velocidad de internet se ve afectada ya que hay un paso extra en cada acción que tomes: filtrar por el servidor proxy.

Dependiendo de la ubicación del servidor proxy, habrá contenido que se vea restringido. Si no puedes acceder a una página web en Inglaterra, pero el servidor proxy se encuentra ubicado en Australia, podrías obtener acceso a la página. Puede que esto sea útil para algunos usuarios, pero también puede resultar frustrante tener que cambiar la configuración cada vez que quieras acceder a sitios web de distintas regiones para ir sorteando las georestricciones.

Utilizar un proxy es una opción simple de seguridad básica para usuarios que necesiten una solución temporal debido a su ubicación o por estar utilizando un sistema restringido. Cuando uses un proxy, es crucial que encuentres un servidor proxy legítimo y de fiar. Recuerda que aunque obtengas anonimidad, tú tampoco conoces al propietario del servidor proxy. Además, como los proxies suelen ser gratuitos, la seguridad que ofrecen normalmente es incompleta y tu privacidad y anonimato pueden no estar del todo asegurados.

VPN vs Proxy: Ya Debes Tener Clara la Respuesta

Esto se parece a la batalla entre David y Goliat, solo que en este caso, Goliat gana sin lugar a dudas.

Una VPN cumple con todas las funciones que te ofrece un proxy, pero además tiene otras características que la hacen más fiable y segura. Si quieres una solución a largo plazo para proteger tus datos y tu seguridad, una VPN es indiscutiblemente la mejor opción.

Solamente te vale la pena considerar un proxy en el caso de que necesites sortear un cortafuegos rápidamente para revisar alguna cosa.  Por ejemplo, si estás en el trabajo o la escuela y quieres revisar Facebook pero el cortafuegos no permite el acceso a redes sociales, un proxy te bastará.

Si quieres contratar una herramienta proxy de pago, como SOCKS5, terminarás gastando la misma cantidad de dinero o quizá más que subscribiéndote a una VPN, y aún así obteniendo solo una fracción de los beneficios.

Si lo que buscas es garantizar tu seguridad online, mantener el anonimato, disfrutar de alta velocidad, poder descargar torrents, ver streaming o poder saltarte la censura, sin duda te conviene utilizar una VPN.

Confía en nosotros, a la larga, te saldrá más rentable gastarte unos cuantos dólares al mes y disfrutar de todos los beneficios de una VPN que intentar encontrar un servidor proxy que te sirva cada vez que necesites algo.

Calificación
Nombre del proveedor
Nuestra puntuación
Precio
Mejor opción
1.
Mejor opción
ExpressVPN
$6.67 / mes
Ahorro de 48%
Mejor opción
2.
Mejor opción
NordVPN
$3.49 / mes
Ahorro de 71%
¿Te ha gustado este artículo? ¡Puntúalo!
No me ha gustado nada No me gusta Ha estado bien ¡Muy bueno! ¡Me ha encantado!
4.50 Votado por 2 usuarios
Título
Comentar
Gracias por tu opinión
John Bennet
Escrito por John Bennet
John Bennet es un experimentado ingeniero en datos y comunicaciones, redactor y editor de contenido multiplataforma con un gran interés en la ciberseguridad. Ha estado trabajando e investigando VPNs y otras herramientas de privacidad online durante muchos años.